Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: Mentirse  (Leído 579 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« : Diciembre 03, 2015, 01:24:55 am »

Corregido en el foro Metáforas de Diana Gioia.


Es fácil. Muy fácil. Mentirse.

La noche corretea y aprovecha la brisa de la oscuridad. Juguetea con las luces y se esconde en las sombras de las farolas, en la necedad de los proscritos, en la intolerancia de los inocentes y en la fragilidad de los manipuladores. Hoy no cae. Hoy se deja llevar por los arrebatos del silencio.

Qué frescura. El edificio de enfrente parece más cercano. Las cortinas de la ventana permanecen entreabiertas y engañan al cerebro ajeno haciendo creer que alguien mira desde lo recóndito de la imaginación. Vuela el aroma a nardos que saluda desde el parque. Coquetea con una melodía de jazz interpretada por un músico solitario, a las tres de la mañana, en su piano.

Una imagen encantadora, triste y entrañable: semioculto en el refugio del salón de su casa vacía, con los visillos ensoñadores y la persiana vigilante, el pianista intenta armonizar el insomnio, el calor y la placidez del momento. Alguna esperanza se pierde en el gran paseo de las espectativas y rueda calle abajo rogando que la contenga un rincón cardíaco adornado con arreglos kitsch y romanticismo.

El cerebro se engaña y se consuela. Piensa que el edificio de enfrente está más cercano de lo que parece y presenta una proximidad ilusoria para no temer la altura y combatir la agorafobia.  Solapa el sufrimiento y cambia el nombre de la pieza musical. De repente, la esperanza perdida encuentra un brillo de soledad y acude a ocupar el hueco abatido.

No, no desciende la noche, brusca y desconsiderada. Me acosa desde el anonimato. Pero ignora que mi masa gris tiene fuertes defensas y me ha convertido en el señor del sueño y de la fantasía. Y con una magia deseada e inexistente, recojo sus trenzas con estrellas en sol menor y acaricio una piel que no saboreará los melocotones orientales aunque los imita con un poder descarado y frívolo. Como ella.
http://www.youtube.com/watch?v=yIRuri1AB0I


(c)María Teresa Inés Aláez García. Mtiag. Mayte Aláez. Pernelle.
En línea

Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a: