Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: 1 [2]
  Imprimir  
Autor Tema: Julio 2017  (Leído 77 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #15 : Julio 12, 2017, 11:06:51 pm »


Lady Ágata

SOL Y FUEGO

Retrocedo en el tiempo a mis días de residencia en una casa de campo otrora perteneciente, por partes iguales, a un extravagante multimillonario y a su socio, el padre de mi primer marido.
En aquel lugar, años atrás, se celebraban todo tipo de fiestas y bacanales. Los vecinos, para evitar los ruidos de las orgías nocturnas, fueron vendiendo los chalets colindantes, que iban adhiriéndose a la propiedad.
La vivienda en cuestión estaba rodeada por una considerable extensión de tierra donde crecían plantas exóticas en torno a dos piscinas flanqueadas por palmeras. Había rosales silvestres desparramados por los muros, una inmensa pinada, chopos, un huerto de naranjos, limoneros, mandarinas, melocotoneros, granadas y jazmines trepadores que impregnaban de aromas sensuales las tibias noches.
Solía subir a lo más alto del edificio principal y, en la terraza, completamente a salvo de las miradas de curiosos, disfrutaba tomando el sol desnuda. La luz solar me devolvía las energías, sumiéndome en un estado de deleite difícil de describir.
Tendida en el suelo, me iba quitando lo que llevaba puesto poco a poco, como una especie de ritual. Luego, con toda delicadeza, cubría mis botoncitos de cuarzo rosa con un par de borlas de algodón. Separaba las piernas dejando al descubierto las partes más íntimas, húmedas siempre... húmedas. Los rayos de sol besaban ardientemente los labios tabú liberados, orquídea envuelta en rocío de deseo.
Con frecuencia, me llevaba una botella de cerveza bien fría con la que entablaba una especie de juego erótico dejando caer unas gotas de la bebida sobre el vientre que, al descender, hacían estremecer mi bosque oscuro: manantial de lujuria para muchos, privilegio de nadie por entonces. Tendría que esperar casi una década para encontrar un hombre que estuviese a la altura de las circunstancias, alguien que sé que podría llevarme a las más altas cotas del placer... si él quisiera.
 

Ya de regreso, en el momento presente, envuelta por toda vestimenta en su jersey rojo, el cual aún conserva su aroma, escribo estas líneas mientras una lágrima caprichosa me traiciona delatando que le echo de menos -¡cuánto le extraño!- durante sus periodos de ausencia.
Tal vez, pronto, en un lugar paradisiaco, sumidos en la soledad que las parejas de enamorados tanto ansían, pueda repetir mis baños de sol al desnudo permitiendo que esta vez sea su jugosa y cálida lengua -sol y fuego en complicidad- la que surque los pliegues de mi sexo aprendiéndose su geografía, mordisqueando sus contornos, descubriendo todos sus misterios y se adentre sin pudores en las profundidades de mis entrañas.
Cierro los ojos mientras contemplo esta escena aún inexistente. Echo la cabeza hacia atrás intentando en vano que mi boca le atrape, le lama, le bese... devolviendo placer por placer, amando y siendo amada.

En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #16 : Julio 14, 2017, 12:46:24 am »


Rosa

   
El Valor de la Palabra


Del arpegio de una palabra         
surge la luz en las tinieblas;       
la armonía rasgó las sombras,     
brunos tules de la quimera. 
Es elixir del pensamiento,             
concibe y conforma la idea;         
es, la erudición, su baluarte,                   
nívea pulcritud, su médula.       
Hemos de extremar el cuidado     
a la hora de uncir la lengua;   
donde con ominosa voz,       
alza su vacuidad siniestra,           
llegando a resentir la vida           
del que “sin ton ni son” la suelta. 
El Verbo dimana del Éter 
fiel lacayo de la belleza;   
no indómita cacofonía,
ring de insustanciales simplezas.
Narrada, melódico himno; 
ubérrimo bemol, impresa;
nunca el insufrible quebranto 
de intrascendente verborrea.   
Urdidos gracejo y donaire,   
empavesados de cautela,               
logran destilar con su hechizo     
miel de simpatías ajenas.             
La cultura nos enriquece   
con variado caudal de ideas,   
rindiendo ocasión de aducirlas 
al blandir palabras certeras . 
Las tertulias devienen trovas,     
fruto de eurítmica epopeya,             
haciendo florecer el garbo,             
ungidos orador y audiencia.
             
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #17 : Julio 19, 2017, 12:34:10 am »

   
POR MI CAMINO (Dedicado a Diana)

Sinalefa del ¡ay! con la memoria,
desbordada malicia de lebreles,
¿sentís en un rumor de cascabeles
mi constante liturgia laudatoria?

Evoco los efluvios de la gloria
cuando la luz doraba los laureles,
las sonrisas sonámbulas, las crueles
certezas, ilusión de la victoria.

Senderos bifurcados, ¿es mi sino
una fuerza de rosas decaídas?
¿Tal vez de la piedad su flor desnuda?
 

Errática la sombra del destino,
libera de mi ser las florecidas
verdades desterradas por la duda.


II


Desplegadas las velas en mi ruta,
busco sin fe la guía de la suerte,
para  sembrar dondiegos en la muerte
y reprimir las voces de mi gruta.

El tiempo me regala su batuta.
Matizaré mi luz en aguafuerte,
donde se funde la piedad inerte
del corazón sorbiendo la cicuta.

Camino de la paz, oculto cielo,
¿Con qué fusil de rosas se dispara
el gozo de truncar el desconsuelo?

Quisiera demoler antiguos faros,
enfrentarme con bríos a mi clara
derrota sin cuartel, al raso vuelo.

augustus
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #18 : Julio 19, 2017, 10:03:15 pm »

Aléjate


Repercute la savia
del dolor sempiterno,
con aureolas, cosmos de distancia,
la siniestra verdad acoge el cuerpo.

El atisbo de duda
se sumerge en espinas y acritud
me rondan las vorágines hirsutas
escarchando el verdor del altramuz.

Aléjate de mí.
No pases por la acera.
El vaho de mi esplín
podría conmover a Anaxareta.

¿Comprendes que prefiero tus desaires
a sentirte en la voz misericordia?
y cubrir tus halagos lancinantes,
para odiar tu memoria.

Albadiosa
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #19 : Julio 19, 2017, 10:04:21 pm »

FULGORES Y CRISTALES

Soy arcilla en tus manos de alfarero;
aromosos, floridos ventanales
y luminosas fuentes de vestales
se funden en tu líquido aguacero.

Y calmara tu sed mi abrevadero
revestido de urgentes bacanales;
con alas de fulgores y cristales
seré la mariposa en tu romero.

Plenitud de verano,
nocturnos diapasones de las rosas
entrelazando pieles a porfía.

compendio de armonía
en mansiones de luz, esplendorosas.
Tu pulso en mi latido, soberano.

María Bote
15 – 2 - 2014
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3353



WWW
« Respuesta #20 : Julio 19, 2017, 10:05:12 pm »

Roble Añejo

Intuye la llegada del estío
y él no quiere olvidar, su corteza
de árbol del amor y de certeza
renace con la gota de rocío.

Ocre piel adornada con retoños
cuidados con pasión en triste invierno,
ponía primaveras, dulce y tierno,
en vergeles perdidos en otoños.

Va cubriendo las fibras carmesí,
envoltura marcada por las grietas
del calendario implacable. Secretas
sacudidas, vetusto frenesí.

Es la epidermis del mutante, roble
añejo, que revive puro y noble.

Gisela Cueto Lacomba
21 de enero del 2009
En línea

Páginas: 1 [2]
  Imprimir  
 
Ir a: