Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: Noviembre 2017  (Leído 26 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« : Noviembre 07, 2017, 10:25:15 pm »


Alpha_Centaury

A veces
mientras la propia tumba excavas,
alguien corta la letanía
lanzando a tus ojos arena,
en el intento de vencer
cuanto nuble tu alma.

A veces,
mientras los sabios alzan sus responsos,
la rendición
corona de carmín los horizontes
y el fuego amigo salva del fracaso
devora-espíritus.

—A veces
  me quejo.
 
  Ahora
  doy gracias—.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #1 : Noviembre 07, 2017, 10:28:21 pm »

Erial

   
Sensaciones


Te busco, no  puedes hablar.
Entiendo tu alegato indeformable,         
las horas  se escapan de tus manos;         
las mías difunden tu silueta         
-la que asciende por ciudades y arroyos-       
y desconocen de ti lo inédito,         
la curva  de tu ceja cuando te ofreces     
por completo y confías tu forma
a otro desconocido.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #2 : Noviembre 07, 2017, 10:29:20 pm »

LILIANA VALIDO

La infamia en el poder

Mis ideales sienten sus raíces,
desgaja las desérticas memorias.
Hombres fatuos creídos de victorias,
destruyen y originan cicatrices.

Entre hielos y sombras, cuánto dices.
Tus pupilas de lobo son notorias,
embustes de rituales de oratorias.
La infamia en el poder con sus deslices.

Corruptos en el templo de justicia,
aprisionan con redes traicioneras,
la esperanza y la fe de los vencidos.

Gobiernos infectados de codicia.
El devenir enciende las hogueras
de auroras con mensajes aguerridos.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #3 : Noviembre 07, 2017, 10:30:30 pm »


Dage

Caballero de leyenda


Yo soy el caballero de leyenda,
famoso en su victoria ante el dragón,
con quien temen los hombres la contienda
y conquista a la dama el corazón.

Guardo al rey su buen nombre y gran hacienda             
pues sirvo con humilde sumisión;
encuentro una aventura en cada senda
y busco en la hidalguía salvación.

Mas temo a la amistad como al demonio;
honrado compañero, por altruismo,
¡no quieras apartarme del engaño!

Prefiero mantener mi patrimonio
de fútil entelequia, a tu espejismo:
¡malvivir cada día y cada año!
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #4 : Noviembre 07, 2017, 10:31:23 pm »


Mac de la Torre
   

El no Poeta

Pertinaz e infame hado
yo resisto tu señuelo,
¡arruina ya  mi desvelo!
Ojos en surco tostado.

Sintiéndome ruin bagazo
confina mi juicio al diestro,
si no conozco maestro,
de sabias letras ni trazo.

Como navío varado
soles conté con recelo,
cogí la pluma del suelo
en tregua con el tarado.

Arrogante, afloja el mazo,
raspa mi rostro siniestro,
tan rico convite vuestro
naciente de un novel lazo.

El guardián sutil y osado
me mostró radiante al cielo,
mira al frente con anhelo,
concluirás  roto y cansado.

Frunció la tinta un abrazo
esclava de lo que muestro,
terminé con mi secuestro;
oda libre en mi regazo.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #5 : Noviembre 07, 2017, 10:33:38 pm »


altabix

   
Angela

Ella se acercó a él, puso su mano derecha sobre la mejilla de Víctor,  le miraba feliz.
-Sin tus labios, regaliz tontorrón- dijo-no habría disfrutado este mal día-.
Ella amaba a otro, pero deseaba los brazos de Víctor.
Al atardecer, toda la esmerada educación que Angela había recibido, quedaba aletargada por los impulsos de su deseo. Todos los miércoles, buscaba cualquier excusa para salir unos minutos antes del trabajo. Sus compañeros intuían el objeto de sus escapadas, apenas algún comentario irónico al día siguiente.
-Deja de mirarme- le dijo ella -nunca me mires después;  te lo he dicho tantas veces ya...-
-...Que debería recordarlo, lo sé- le contestó él.
Le miraba conteniendo un golpe de ira, que hubiera estropeado quizá su furtiva relación.
-Así es- le recordó.
-Los dos sabemos- dijo él -lo que hacemos aquí, vienes y tomas lo que precisas y te quieres ir... como si nada hubieras hecho; no curo la mala consciencia-.
El silencio de Ángela, mientras acababa de peinarse, indiferente ante el espejo, que le mostraba su rostro en aquel cuarto de baño; un rostro satisfecho a la vez que molesto.
-No quiero discutir contigo- fue lo único que respondió,  conectó su teléfono móvil y lo introdujo en su bolso; salió a la calle sola, despacio.
Las ciudades,  son laboratorios en donde los demonios experimentan,  las calles ríos de caras que no deseas mirar.
Y él la abrazaba como ningún otro podría hacerlo; ella le deseaba y no quería perderle, no podría explicar sin embargo, la desazón  que le provocaba, entregarse así,  a la naturaleza más animal de sí misma.
Volvía a casa; como todos los miércoles, algo más tarde de lo habitual con su sonrisa y su personalidad adusta y centrada.
-¡Ricardo!- llamó nada más entrar.
-Estoy en la cocina- la voz de Ricardo guió sus pasos y fue hasta la cocina; le abrazó.
-Te quiero- le dijo.
Él se sintió feliz y amado, la abrazó y le dijo cuanto le amaba él también.
Ella le miraba; le miraba a los ojos y él no veía en los de ella  nada extraño, salvo a una mujer que decía amarle.
-Si supieras- pensaba ella,  mientras su sonrisa acariciaba la mirada de Ricardo. -si lo supieras....
Ricardo volvió al asunto que le ocupaba,  ella le observaba; desde hacía días que quería contarle lo que ocultaba, pero el miedo, la pereza, el acomodamiento y el interés lo impedían.
Al cabo de unos minutos,  Angela abandonó la habitación,  estaba ansiosa y meditabunda.  ¿Serviría de algo confesar su infidelidad, cuando jamás abandonaría a Ricardo a cambio de un semental?.
Convencida de que Ricardo no entendería nada,  que no podría entender que ella, le amara hasta sufrir. Cada noche de miércoles agonizaba bajo el techo de su casa, cubierta por las mantas y delante del espejo.
-¿Te preocupa algo?- Ricardo la observaba y se acercó a ella.
-No, el trabajo.
-Entonces déjalo para mañana.
-Sí- sonrió Angela -mañana quizá será mejor.
   
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #6 : Noviembre 07, 2017, 10:34:56 pm »


Corregido en el foro Metáforas de Diana Gioia.

Tú,
la persona que se encuentra
al revés de la pantalla
o que deambula por la calle
enfrente del porche.
Te descubres junto a mí,
silencioso,
anodino.

Tú, que desconoces lo que buscas,
la felicidad que tienes.
Visitas el muro a diario.
Sigues mis historias.

O tú que quizás
te marchaste. Olvídame.
Reconvertiré
el humo de tu recuerdo.

Os lleváis
mis besos de nubes,
la  firme sonrisa,
los abrazos de mi espíritu.

(c) María Teresa Inés Aláez García. Mayte Aláez. Mtiag. Pernelle.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #7 : Noviembre 07, 2017, 10:37:04 pm »

Candela Martí



SEGUIDILLAS  con bordón
 

Al llegar por las noches
a mi ventana,
entreabro la puerta
si tú me cantas.

El rocío del cielo
las rosas baña,
mientras con tus canciones,
suave, me atrapas.

Bajo el dintel,
me pierdo cada noche
por tu querer.

De reojo te miro,
símil de cielo,
deseando que pronto
nazcan los besos.

Por eso desabrocho
todas las cintas
para que a mí me calen
tus seguidillas.

Bajo el dintel,
me pierdo cada noche
por tu querer.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #8 : Noviembre 10, 2017, 05:06:08 am »

cielo claro

   
SI FUERA ASI DE SIMPLE

Si fuera así de simple, cifrar naturalmente
lo sentido en la sombra y amado en la ternura,
por decir acentúo,
agota el pensamiento la aridez matemática,
criatura susceptible del amor.


(Freya)
24 de Julio, 2012
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #9 : Noviembre 10, 2017, 05:07:17 am »

Orlando

   
Miedo

Intento levantar
las piezas de mi máscara,
inmóvil
efigie
de sal que me enmudece.
Apenas
mis dedos
las tocan, son ceniza,
jirones inasibles
de polvo.
No quiero
salir.
El mundo, donde impera
la moral de los seres
de barro,
aún no es seguro.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3488



WWW
« Respuesta #10 : Noviembre 10, 2017, 05:08:18 am »


Lady Ágata

¿O será sólo el calor?

En las últimas horas, un viento gélido del norte nos ha traído el otoño. Los pájaros, atónitos, han cesado de trinar, callan mientras deciden si ha llegado el momento de migrar, posados sobre las ramas del cerezo rosa de mi jardín que aún conserva el verdor de unas hojas que se resisten a morir.

Apenas hace unos días, sofocada por el calor y la pasión desbordada tras una velada de desenfreno en la distancia, me avergonzaba por mi aspecto descompuesto: cubierta de sudor, lágrimas derramadas durante los instantes de éxtasis y fluidos vertidos por mi cuerpo enajenado por el deseo… ¿O era sólo el calor?

A veces pienso que si no encuentro la forma de sofocarlo, de extinguir este fuego viviéndolo junto al hombre que amo, el volcán me consumirá, anihilándome, reduciéndome a cenizas sin esperanza. ¿O será sólo el calor? El calor del verano teórico de los calendarios ingleses que ya abandonó el país sin apenas haber llegado.
En línea

Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a: