Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: 1 2 [3]
  Imprimir  
Autor Tema: Junio 2018  (Leído 681 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #30 : Junio 23, 2018, 05:17:25 pm »

http://www.metaforas.com.es/diana-gioia/versos-blancos/11-12apegoestuches/

(11-12)Apego/Estuches

© 2015 A.Emma Sopeña Balordi

Esplendor ISBN: 978-15-0888-438-5


 
APEGO

 
Con una sola tecla te salvas del delirio
y del apego tóxico,
carburante de culpas y quebranto.
La tecla de bloqueo.
De la manumisión.

 
ESTUCHES

 
No vivo contra el tiempo,
ni custodio memorias en estuches,
fluyo con el instante en su pureza.
No existen las caricias
tatuadas ni los besos engarzados.
Aunque siempre atesoro
la belleza del sueño fidedigno.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #31 : Agosto 02, 2018, 06:27:35 pm »

SONETO LUNFARDO ( a Liliana)


Bailate un tango cachaciento, barra,
alegre el rostro, libres los limones,
feliz lastrarte de boca a talones
y sostener la lumbre en esta farra.
 
Ansío ser tarrudo en tu regazo,
aun sin marengos pa tomar un mate.
Quizás a medianoche un chocolate,
el triste acordeón en fuerte abrazo.

Mi bigote perdido en la cachucha
de tu carne temible, alegre china,
hincándote el rejón entre los clines.

Así quiero la conga, maracucha,
la tanga en el diván, en la vagina
mis versos en color, pa que alucines.

augustus


GLOSARIO
Barra, palomilla
cacheciento, despacioso, lento
cachucha, crica
clines, cabellos largos y desprolijos
conga, fiesta
china, mujer
lastrar, comer
limones, senos
tarrudo, afortunado.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #32 : Agosto 02, 2018, 06:29:24 pm »

Ingenuidad


Cuando miré al Basilisco
sin recelo, a sus retinas,
se marchó a sus arenales
temeroso de mi vista,
al visitar en su lago
a la escalofriante Hidra
percibí el tartamudeo
en su letal lengua bífida.
Cancerbero, las Gorgonas,
Tifón y su madre Equidna
conocen mis experiencias
y me prefieren de amiga.
Soy jazmín del inframundo
y de los templos la víbora,
logro con una mirada
hacer llorar a Talía.
Hice conjuros con Hermes
y pude amansar a Escila,
ardí con el noble Fénix,
dirijo las estantiguas.
Tengo tres bucles de Zeus
para continuar mi vida
en el ostentoso Olimpo
y eludir la bruna cripta.
Rebosante está mi aljibe
de lutos y de desdichas,
y las bebo con un brindis
alimentando mis linfas.
Poseidón nada a mi lado
regalándome sonrisas
y con uno de mis versos
mi alma se vuelve ubicua.
¿Y piensas que moriré
por tus absurdas insidias?
Conmueve tu ingenuidad,
soberbio con alma mísera.
En mi mundo de tifones
no alcanzas a ser ventisca.

Albadiosa
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #33 : Agosto 02, 2018, 06:30:33 pm »

EL RIGOR
(COPLA ENEAGÉSIMA)

Por el rigor que me impones
transita mi desconsuelo
sin la voz de las canciones,
con leve y oscuro velo.
Es mi reír penitente
el disfraz de la agonía,
y mi río sin corriente,
chorro de melancolía
donde se moja mi frente.

María Bote
30 – 1 - 2015
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #34 : Agosto 02, 2018, 06:31:23 pm »

Invocación

Sedúceme en las saudades
de mi alcoba,
en penumbras.
Embriaga con manantiales
a mi fronda
fría y mustia.

Dibújate en los rondeles
de mis rimas
en el tiempo.
Arrópate en los quereres
de mis briznas
con sus miedos.

Atrévete a retornar
ciclos mozos,
increíbles.
Refléjate en el umbral
de mi rostro
con matices.

Gisela Cueto Lacomba.
16 de noviembre del 2015
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #35 : Agosto 02, 2018, 06:32:26 pm »

Wella

Migajas de cordura


Te escondes como pícaro ladrón
sin dar la cara, surge la sospecha:
vencerme fue el proyecto, la misión
yace inconclusa, vive insatisfecha.

Los verdugos escogen su camino
se obligan a ocultar su rostro abyecto.
Con la fe aventurera del comino,
el embuste deshonra su trayecto.

Permíteme explicarte tu fracaso:
quizá queden migajas de cordura,
los versos de un poema en el Parnaso
con vestigios de amor y desventura.

De forma contundente erijo un muro
gigantesco, total, indestructible.
No expira la ilusión sino el perjuro
detrás de una trinchera inaccesible.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #36 : Agosto 02, 2018, 06:33:35 pm »

   
UNA HISTORIA

Ilusión de cristal,       
aquel verde paisaje de verbenas         
negando los espinos.             
Campiña con espliego en sus caminos     
sin ver las socarrenas.     
Los ojos, por el cénit en desvelo,         
sufren el temporal.         
Estólida, me ciega tu señuelo           
-patraña sin perdón-.     
Se lastima mi piel con el zarzal,         
nunca brotaron flores.         
El vértigo, vacío sin razón,         
agranda mis temores.   
Me estremece una idea  tenebrosa,     
conquista  fantasmal.
Ya no creo en las sendas ideales,         
tu ruta mentirosa     
después de las praderas, el barranco.
Por este amor estanco,             
de hinojos, sin memoria, yo podría…       
libar de tus rosales,           
si tú, mi bien, raigón de mi agonía,   
transido, me llamaras.

mariaValente
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Coordinación
Metafóric@
*
Mensajes: 3905



WWW
« Respuesta #37 : Agosto 02, 2018, 06:35:33 pm »

Irene

REGIÓN JUVENIL


1 - El comienzo


   Los sentidos eran para Javi el Olimpo donde columpiarse; por ello, cuando la tía Berta decía: “ al nacer  venimos con nuestras respiraciones, cuando se agotan, morimos”, el aire se convirtió en su principal prioridad. Logró que la acariciara, su fragancia inundó su pituitaria con toda clase de olores, y su boca paladeó la brisa. Tan sólo la pelota arisca del viento le robaba su visión. Desilusionado, se lanzó a otros objetivos, hasta que por fin lo vio. En una revista deportiva, varias chicas atacadas por su furia, luchaban contra torcidos paraguas sin poder frenar el vuelo de sus faldas. Javi subió al cielo mientras sus compañeros se burlaban de él:
-¡ Eh, Javi !, ¡ está alelado!
-¡ Se enamoró !- dijo María “la poeta” .
-¿De quién ?- inquirió Pedro.
- De Eolo - suspiró Javi.
-Eolo, masculino, singular- dijo Puri “la empollona” - entonces, ¿eres gay?
“Las Furias”  hicieron aterrizar a Javi de golpe en la tierra:
-No, gay no, soy todo un “machote”.

2- Otoño en el instituto

    Las primeras gotas del otoño resbalaban por nuestra piel, mas nosotros hilábamos mejores paisajes. En plena irradiación juvenil, el tiempo se había escondido. El porvenir, desde que Javi descubrió los efluvios del amor, se convirtió en senderos de márgenes floridos.
    Al instituto, con sus brumas y aristas salientes, lo embellecimos con un aire de voluptuosidad tal que “Doña Descolorida” ( llamada así porque había perdido su color en la enseñanza ) dejó de “marear la perdiz”, y pasamos de la historia política a la amorosa. Era divertido saber que Napoleón fue vencido por un lío de faldas, o que Cleopatra, la que se bañaba en leche de burra, cambió su imperio por una pasión.
     Poco a poco, el deseo disfrazado de idealismo se infiltró en nuestras filas. Nuestra profesora comenzó a adquirir ciertos pigmentos al abandonar la tiranía de la oficialidad. Sólo Puri seguía devorada por el fuego de la sabiduría. Leía, releía, subrayaba, anotaba hasta hechizarse de la pócima del conocimiento. Debido a ello decidimos seguir nuevos caminos.     

3-Puri

      Cargados con un saco de ilusiones como noche de sábado, investigamos, cual Sherlock Holmes, la cualidad oculta que devolviera a nuestra empollona a la vida.
        Su madre la había persuadido con el elixir de los estudios, panacea de la elocuencia, que la llevarían a la fiebre abrasadora del triunfo. Para Puri “triunfo” significaba felicidad, para su ambiciosa mamá era el polvo mágico del poder. Walquiria vio como su hermana, licenciada en derecho, conseguía con el santuario de la palabra entrar en política. Desde entonces, festejos, bonitos trajes, coches de lujo vagaban en su entorno con respeto y admiración. Frente a semejante situación buscamos el consejo de profesores, padres y adultos. Mas estos eran sumamente ignorantes: sólo vivían para el pasado o el futuro. Fue tal la desilusión que desde entonces aprendimos a disfrutar de los verbos en presente.
Con los cartuchos chamuscados, recurrimos a nuestro héroe particular: Javi “el machote”.


4-La conspiración

    Parecía el principio de un difícil juego, sin embargo era algo más: queríamos despertar a nuestra amiga. En esos momentos , la situación se movió a nuestro favor: la crisis económica y la corrupción hicieron que el honor político cayera en picado. La abogada se ensombreció y Walquiria  abrió el círculo a sus hijos.
    Puri se entusiasmaba en aquella época por todo tipo de escritura amorosa y de escritores homosexuales. Fue entonces cuando decidimos dar el golpe de gracia. Convencimos a Puri de que la mejor enseñanza nos la da la calle con su realidad:
    - ¿Qué realidad ?, preguntó dudando.
    - La de Javi - respondimos todos al unísono.
    - ¿ La de Javi ?
   -  Recuerdas, se encolerizó cuando tú dijiste que era gay.
    - Pero, Javi no escribe.
    - ¡ Qué poco le conoces !, Javi siempre ha disfrutado con la lectura y, gracias a ello, se está convirtiendo en un gran poeta.
     Una vez casi convencida, nos dirigimos a Javi. A éste lo persuadimos  enseguida. Le prometimos que si seguía nuestras instrucciones, volvería al paraíso de Eolo. La conspiración ya estaba en marcha, sólo había que encontrar el momento y el lugar oportuno.

5- El desenlace

     Por fin, un domingo logramos embutir a Puri en un vestido liviano, a pesar de las bajas temperaturas. Javi portaba en sus manos el libro de las deidades clásicas como algo vivo y palpitante. Los desparramamos  en el parque de la Constitución, lugar intermedio para ambos, un día de viento y tormenta.
     Puri comenzó a hablar de poesía romántica con sus desenfrenos sentimentales: Poe, Byron, Espronceda … fueron cayendo hasta resbalar hacia otros estilos y figuras mas amorfas como Óscar Wide. Javi apenas la escuchaba, su atención merodeaba en el movimiento de sus cabellos y vestido. Éste la ceñía tanto que a veces parecía desnuda. Ella seguía impasible con su monótono discurso. De pronto, el resplandor de un relámpago les hizo abrazarse. Fue todo rápido y espontáneo: las miradas se transmutaron de temerosas en descaradas; los labios no besados se llenaron de lujuria, dejándose corromper hasta el cenit de la felicidad.
     Regresaron embebidos en lágrimas de agua con una sonrisa de luz de verano. El borrador de nuestro relato había funcionado. 
En línea

Páginas: 1 2 [3]
  Imprimir  
 
Ir a: